31 de marzo: Día Internacional de la Copia de Seguridad

Desde hace unos años, el 31 de marzo se celebra el Día Internacional de la Copia de Seguridad

En realidad, como cualquier otro día internacional, no es más que una excusa para concienciar (o intentarlo) a los usuarios de sistemas informáticos de cualquier tipo (ordenadores, servidores, portátiles, tabletas, smartphones…) de la importancia de contar con un respaldo de nuestra información que pueda evitarnos las consecuencias de perderla ante cualquier incidente (robo, destrucción, corrupción de la información, encriptado por ransomware…)

Si en el ámbito personal, ya es un gran problema perder información, cuando se trata de empresas la gravedad es máxima: de la información que guardamos dependen el presente y el futuro de la empresa, así como el propio archivo histórico (proyectos, facturas, presupuestos, contratos, planos…)

Lo más grave es que el Backup se considera, en muchas ocasiones, como una cuestión secundaria. Claro, la opinión cambia cuando se produce un desastre de datos, cuando hemos perdido la preciada información que mantiene nuestra empresa en pie y con proyección de futuro. Es en esos momentos cuando alguien se percata de que sí era importante disponer de un sistema de Copia de Seguridad eficiente.

En la mayoría de los casos, el “Plan B” consiste, exclusivamente, en realizar (de manera manual o programada) una copia de las carpetas que nos ha indicado el proveedor de nuestro sistema de gestión (ERP, CRM…) y alguna más que se nos ocurre a nosotros. En cuanto a la frecuencia, hay quien opina que una vez a la semana está más que bien. Y en cuanto a la efectividad, muy pocos se preocupan de comprobar si esas copias que están haciendo son realmente recuperables.

Realizar Backups Avanzados, que no sólo copien carpetas seleccionadas, sino el sistema completo del equipo, con sus actualizaciones, las aplicaciones instaladas y sus datos, el coreo electrónico, la configuración de usuario (fondo de pantalla incluido, sí) es el verdaderoPlan B“. Esto resulta más importante cuando hablamos de servidores, en los que además está funcionando un Active Directory (con todos los usuarios y permisos de acceso), una base de datos (SQL, Oracle, MySQL, PostgreSQL…), un servidor de correo o un servidor web.

Cuando hemos tomado estas precauciones y utilizamos un sistema de Backup Avanzado, la recuperación tras un eventual desastre lleva horas en lugar de días.

Los destinos de las copias pueden ser de lo más dispar: un NAS (almacenamiento en red) local o remoto, la nube, soportes extraibles… Todas las precauciones son pocas cuando el futuro de nuestra empresa depende del respaldo de nuestra información.

No lo dudes. Avanzado no quiere decir caro, sino efectivo. No lo dejes para mañana.

 Josep Miquel Fèlix i Zahonero